Inicio > Arte, Blogs/Sitios, Literario, Reseñas / Comentarios > Rabbits for my Closet – Cortázar en clave de videojuego

Rabbits for my Closet – Cortázar en clave de videojuego

Levantando cabos de trébol, hojas sueltas, pelusas blancas,
dándome contra los muebles.

Julio Cortázar. Carta a una señorita en París.

Hoy me encontré con una nota publicada en  Agenda Transit sobre el lanzamiento de un videojuego  inspirado en Carta a una señorita en París. El juego, cuyo escenario es la habitación en la que transcurre el cuento, con su sillón verde, su biblioteca, su alfombra y -claro- su gran armario, consiste en ayudar al personaje a guardar a los conejitos, uno a uno, en el placard (para poder por fin hacer la limpieza y tal vez dormir un poco más).  El juego incluye además citas del cuento: Una pelusa subiendo me cierra la garganta o I can feel it, fluffy, climbing up trough my throat, si decidimos jugarlo en la versión en inglés. (más abajo link al juego).

Como dice la nota en cuestión en los últimos años han proliferado las formas alternativas de narrar valiéndose de nuevas tecnologías y  medios digitales y esto, inevitablemente me recuerda a Dreidel, protagonista de La Despedida (última novela de Marcelo Birmajer) quien se dedica a escribir guiones para videojuegos, generalmente por encargo. El lanzamiento de su última creación, Brigada Freedom, cuyo objetivo es ayudar a Israel y sus aliados a derrotar a Hamas, Bin Laden, Irán y demás fuerzas del mal, lo ha catapultado a la fama mundial. Dreidel -típico antihéroe de Birmajer judío, cuarentón y soltero, a quien todo le sale mal- tiene el sueño (fallido, obvio) de trasladar a formato de videojuego grandes clásicos de la literatura mundial.

Ya se me están ocurriendo guiones para sugerirle a Dreidel o a la gente de Purpletree (desarrolladores del juego) como Cabecitas negras go-home, donde el usuario debe ayudar a la pareja de insestuosos hermanos a recorrer los diferentes ambientes de la casa y pegarles una patada en el orto a los okupas imaginarios para devolverlos sin escalas a su habitat natural: el Conurbano Bonaerense.  

¡Encerrar a los malditos conejos en el closet now! (jugar)     

Ver las caricaturas de conejos malvados de Valery Milovic para cebarse antes de jugar

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: