Inicio > Eventos, Literario, Reseñas / Comentarios > De intestinos gruesos y diablos y nombres de las cosas

De intestinos gruesos y diablos y nombres de las cosas

Hoy a las 19.30 se llevó a cabo la presentación del libro Las garras del niño inútil de Luis Mey en El Ateneo Grand Splendid. No sólo estuve ahí y me fui con mi ejemplar dedicado (aunque algunos desconfíen) sino que me acabo de enterar de que la señora que estaba sentada al lado mío era la mismísima MADRE de Mey. 

Además del escritor hablaron Andrea Stefanoni (de la editorial Factotum), el periodista Martín Jáuregui y, desde el más allá, el español (y desconocido por mí) Hugo Izarra. Fue genial y emocionante todo lo que se dijo, pero me gustaría resaltar algunas cosas, ahí va:

Andrea S.:

Literariamente hablando, Luis Mey salió, como él mismo me dice todo el tiempo, del intestino grueso del diablo… [Luis] ya no sabía si fumaba para escribir o si escribía para fumar. Entonces dejó de fumar y dejó de escribir. Y volvió a escribir cuando no tuvo ningún para. Se notó en su nueva novela, Las garras del niño inútil, que la empezó fumando y la corrigió jugando al fútbol.

Hugo I.:

Ése es uno de sus mayores talentos: poner nombre a las cosas… por culpa de Mey, lo digo ahora, he recobrado la confianza en la savia nueva de la escritura. He comprendido que la literatura maldita, la que a mí me gusta, no se acaba en Fante, en Miller, en Carver o en Bukowski… ese nombre que Luis Mey siempre encuentra para todas las malditas cosas.

Anuncios
  1. septiembre 17, 2010 en 12:53 pm

    Luis se merece esas palabras y aún mucho mejores. Y con mejor sonido, desde luego. Con un poco de suerte, el año que viene podré decírselas todas a la cara. Y con un poco más de suerte, con su tercera novela en las manos.

    Un abrazo fuerte.

    • septiembre 17, 2010 en 1:25 pm

      🙂 Vos decís (o sabés) que se viene la tercera? de esas 30 que el dice que son pésimas o nuevita? ajjajaja.

      Otro abrazo

  2. septiembre 17, 2010 en 1:34 pm

    Estuve ayer en la presentación, y compré su segundo libro, el cual no puedo dejar de devorar, como me devoran a mi por dentro las sensaciones encontradas de Maxi respecto del intenso miedo al abandono y a la soledad , y a la temible presencia de ese padre, que desde su función fallida,va delinaendo en él un relato de vida que no lo abandonará tenga los años que tenga, con o sin garras con las cuales aferrarse a la vida. Mey una vez mas se te mete hasta las entrañas como guadaña con su letra.

    Un abrazo y gracias por regalarnos esta nueva obra.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: