Inicio > Eventos, Literario, Reseñas / Comentarios > Good humour and black coffee

Good humour and black coffee

En una entrevista publicada por The guardian y titulada Why Martin Kohan won’t tango, el escritor argentino (autor de Dos veces junio, Segundos afuera y Ciencias morales entre otros) cuenta por qué no se siente un representante de la “Literatura argentina“.  

Cito un fragmento (en inglés) traduzco y comento:  

As Borges said, being an Argentinian is fate … I’m sure that my work isn’t typical of Argentinian literature, or of South American literature – a little bit of tango, a little bit of magic realism. This might help to export South American literature, but that stereotype is totally foreign to me.

Como dijo Borges, ser argentino es cosa del destino… Estoy seguro de que mi trabajo no es típico de la literatura argentina, o de la literatura sudamericana -un poco de tango, un poco de realismo mágico. Esto puede ayudar a exportar la literatura de Sudamérica, pero ese estereotipo es totalmente ajeno a mí.  

Habrá dicho esto Kohan o lo habrán sacado de contexto (expresión tan de moda). Leí Dos veces junio, Cuentas pendientes y notas/artículos etc de y sobre Kohan, y lo considero (o consideraba) bastante inteligente para decir algo así, tan poco exacto, tan alejado de la realidad. No porque él escriba sobre tango o sus relatos se inscriban dentro del realismo mágico, sino porque quién que haya leído un poco (y no necesariamente MUCHA) de  literatura sudamericana y argentina de la producida en los últimos tiempos puede decir o pensar eso? No sé donde vive Kohan, pero con darse una vuelta por cualquier librería y, si tiene  fiaca de salir, por Google  (Happy B-day) se puede encontrar literatura 

sudamericana y argentina que habla de muchas otras cosas. De hecho existe la llamado NNA (Nueva Narrativa Argentina) o Nueva Literatura Argentina, que no habla casi nunca de todo eso a lo que hace referencia Kohan. De hecho lo que se le critica a esta nueva ola (tampoco estoy de acuerdo) es que es monotemática con respecto a la dictadura y los desaparecidos, además de la crisis del 20001.  Alguien podría decir que esa es la literatura que se edita y se lee en Argentina, pero tampoco es el caso y si no que se dé una vuelta por Frankfurt.  

Lo que puede pasar, eso sí,  es que la literatura argentina de la que él habla sea la que se consume en Estados Unidos, tan amante de las cosas hechas “for export” y preferentemente que no necesiten elaboración propia,  así como no les gusta el cine de Woody Allen por ejemplo (aunque el nuevo cine de Allen les debe estar gustando bastante).          

Esperemos que sea un error (con o sin intención) de The guardian y no de Martín Kohan, otra no nos queda.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: